Rincón lector para el aula es la selección de algunos libros clasificados por niveles para Secundaria y acompañados de recursos para preparar su lectura en clase. Son solo una breve sugerencia de lo que la experiencia me ha ido enseñando. Con el tiempo irá aumentado con nuevos títulos y recursos.

La asignatura de Literatura debe contar con un tiempo y un espacio para la lectura en el aula: fragmentos, obras completas, cualquier género, en voz alta o en silencio, guiada y acompañada en el caso de los clásicos, hacer propuestas creativas a partir de cada lectura… Cada profesor es libre de escoger el tipo de lecturas que más le pueda apasionar al alumnado teniendo en cuenta sus intereses, su perfil, los recursos y el contexto escolar. Nuestro trabajo debiera consistir en convertir la lectura en una experiencia positiva y ojalá que inolvidable.


Con motivo del Día del Libro 2019, estos días en Twitter se está hablando mucho de lectura y libros. De todo, me quedo con las recomendaciones que Toni Solano hace a los que somos profes de literatura en Secundaria:

  1. Si vienen con hábito lector de Primaria, aprovecha sus gustos para ir incrementando su competencia lectora, no para hundirla. Si no leían en Primaria, siempre es buen momento para leer con ellos en clase, relatos cortos o poemas.
  2. La lectura de aula se tiene que seleccionar muy bien. No lo dejes en manos de otros, y menos de un comercial.
  3. En ESO tienes 4 años por delante para fomentar la lectura.
  4. Aunque hay muchos profes compartiendo lecturas, cada clase es un mundo: escucha a tu alumnado.
  5. No tiene sentido hablar de historia de la literatura ni de figuras retóricas si no entienden lo que leen ni disfrutan con ello.
  6. Leer y comprender es una competencia clave: se debe trabajar sin descanso ni excusas. Disfrutar de la lectura es un horizonte al que no todos llegarán. Haz ese camino atractivo.
  7. Si crees que la literatura juvenil no es apropiada para tu alumnado de la ESO, estás equivocado.
  8. Los clásicos se pueden leer adaptados, no es un crimen.
  9. Visita las librerías con ojos de adolescente y despójate de prejuicios.
  10. Cada alumno/a que pierde su hábito lector en Secundaria se convertirá en un adulto poco crítico y muy manipulable. No seas cómplice de ello.
  11. No hay cosa que destroce más las ganas de leer que tener que hacer un trabajo o un examen después de la lectura. Busca alternativas, las hay.
  12. No es cierto que los jóvenes no quieran leer. Les falta orientación y tiempo en el aula para ello. Menos sintaxis y más lectura.

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInPinterest