LA LUCIÉRNAGA

luciérnaga

Y entonces me di cuenta del dolor
y del olvido que trajo esa noche
tan larga.
Tan larga como treinta años de noche
con 360 días negros
y cinco con luz al año.

Siento que no estés en mis recuerdos.

Mis ojos hoy son linternas.
Mis dedos hoy son bombillas.
Mis orejas son dos focos
de luz blanca.
Mis brazos son como flexos
que se extienden para alumbrar un paso
y no quiero.
Solo quiero llegar a ese sitio
donde dicen que hay 365 días con luz
y con noche al año
y poder apagar el interruptor de la luciérnaga
y aprender a ser
de nuevo.

hautatzen-josune-rey