Modelo de uno de los diplomas del curso pasado

Culminamos la segunda evaluación y en medio de tantos exámenes, notas, trabajos… se acumulan las ‘buenas y no tan buenas’ noticias en resultados. Nada que no se cure estudiando y esforzándose un poco más en el último empujón del curso.

Entre esas noticias, y en este caso de las buenas, está el ver cómo los alumnos van leyendo un poquito más que el curso pasado: desde octubre, en mi grupo de 17 alumnos de Pree de segundo ESO, son 30 los libros leídos hasta la fecha. Aquí podéis consultar la lista. Leen lo que les gusta, tardan en leer cada historia lo que quieren, pero cuando terminan escriben su ficha de lectura y la graban para que podamos escucharla todos. En el mismo enlace, desde el título de cada libro podéis acceder a la grabación que cada alumno ha hecho. Al final de curso saben que habrá un premio para el que haya leído el mayor número de páginas y diversos diplomas según el número de libros leídos.
Es una actividad que lleva cierto trabajo, pero que viéndola en perspectiva (es el segundo año que la realizo) descubres que empieza a dar frutos entre chavales que apenas leían nada.

En el gráfico se apunta una clara ganadora, pero no nos llamemos a engaño, hay más de una terminándose algún Crepúsculo (+ de 500 pag.), que junto con un Amanecer (+ de 800 pag.) pueden poner en jaque a la ‘posible ganadora’

El color azul claro es el total de número de páginas leídas.
El resto de colores son el número de páginas leídas de cada libro que han terminado.
No están añadidos los libros que están leyendo en estos momentos.

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest