La atención plena o mindfulness es para todos aquellos que se preocupan por el presente y que no pierden ni un instante. Esta práctica trata de cultivar verdaderamente un tipo de equilibrio que nos permita estar cómodos y no estresados por culpa de todas las fuerzas que nos empujan o nos arrastran en una dirección u otra. Por eso sugiero hacerse amigo de uno mismo de una forma muy profunda, de modo que uno acaba conociéndose a sí mismo en aspectos que nunca habría conocido si no hubiera prestado atención sistemáticamente a este tipo de pautas. Y esto es de lo que se trata, de prestar atención sistemáticamente a la realidad de las cosas por debajo o detrás de ideas u opiniones, de las cosas que nos gustan y de las que no; pero resulta que es muy fácil de decir e increíblemente difícil de hacer, pues estamos sujetos a nuestras ideas y opiniones y nuestra mente no nos ayuda a saber qué está pasando realmente. A lo largo de más de treinta años de investigación, hemos demostrado que todo esto tiene unas repercusiones enormes en la salud, tanto física como mental.JON KABAT ZINN

Vivimos en una era en donde el exceso de información, el ritmo de vida acelerado (y exigente) o la hiperteconología están provocando que nuestro cerebro desarrolle capacidades como la atención multitarea pero que disminuya en otras como la atención sostenida (y por lo tanto en la contemplación, la introspección o la profundización de las cosas). Oleadas infinitas de estímulos diarios nos distraen y nos interrumpen constantemente disminuyendo nuestra atención y debilitando nuestra capacidad para filtrar distracciones y centrarnos en una sola línea de pensamiento durante un periodo de tiempo dilatado. En resumen, que tenemos un cerebro que cada vez le cuesta más focalizarse al 100% en algo. Las consecuencias psicológicas de todo esto son fáciles de intuir: Bajo rendimiento, dificultad para concentrarse, cerebro constantemente en alerta ( es decir, altos niveles de estrés), disminución de nuestra capacidad de disfrute, mala comunicación…

La atención plena o mindfulness es un poderoso recurso que consiste en aprender a estar en el aquí y en el ahora, en entrenar a nuestro cerebro para que aprenda a ser consciente de nuestro presente (no a juzgarlo, ni a criticarlo) y a focalizarse plenamente en lo que estamos haciendo en este preciso instante, ya sea estar hablando con un amigo, trabajando en la oficina o planificando nuestra semana. De alguna manera el mindfulness nos da las herramientas para pilotar nuestra vida de manera consciente y dejar de ser títeres de nuestras circunstancias o de nuestras emociones negativas. A través de la atención plena podemos aprender a vivir la vida de manera más plena, a trabajar mejor nuestras actitudes negativas o a manejar con más eficacia nuestras emociones.

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest