Una experiencia de relajación y silencio con alumnado de 2ºESO.

Con el final de curso a la vuelta de la esquina, el alumnado cansado y con la cercanía de los exámenes finales, me suele gustar hacer una experiencia de relajación y de silencio. Para muchos es algo nuevo y suelen disfrutar con ello. Para mí es gratifiante porque es casi la única clase del año que consigo que estén toda la hora en silencio.
La experiencia tiene tres partes: Primero trabajamos con el cuerpo y con música; por medio de la respiración intentamos relajarlo y silenciar la mente. En segundo lugar leemos alguna historia o cuento, esta vez La estrella de mar, que lo teneis en el documento adjunto de abajo. Con sonido de olas de mar en una playa, dejamos un tiempo para pensar y poco poco vamos saliendo de la relajación mientras al incorporarses ven escenas de playas en la pantalla. En tercer lugar trabajamos con la experiencia y el texto haciendo una ronda de intervenciones (muy importante que hablen todos) y despues por escrito.
No tenemos un centro con grandes infraestructuras, pero aunque el aula no era la idonea (sería fantástico un lugar con moqueta y cojines muy amplio), creo que hemos estado a gusto (incluido alguno que otro que se quedó en brazos de Morfeo).


PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest