Los valores basados en la igualdad no nacen naturalmente, la igualdad se aprende, como se aprenden otros valores, actitudes o modos de comportarse en la sociedad, y que, en consecuencia, todos los agentes que tienen que ver con la socialización de las personas tienen una gran responsabilidad en enseñar igualdad y en mostrar modelos igualitarios, con especial atención a las generaciones más jóvenes. Como educadores tenemos una gran responsabilidad en la transmisión de la igualdad a las generaciones más jóvenes en todos los ámbitos de su vida, no solo el 8 de marzo, si no cada día del año. 

leer más