“Contrariamente a la creencia popular, la felicidad no proviene de la fama, la fortuna, otras personas o bienes materiales. Más bien, proviene de dentro. La persona más rica en el mundo pudiese ser miserable, mientras que una persona sin hogar pudiese ser justa, estar sonriente y contenta con su vida. Las personas felices son felices porque hacen felices a los demás. Mantienen una actitud positiva ante la vida y están en paz con ellos mismos. La pregunta es: ¿cómo lo hacen? Es muy simple. Las personas felices tienen buenos hábitos que mejoran sus vidas. Hacen las cosas de manera diferente. Pregunta a cualquier persona feliz, y ellos te aconsejarán:

 1. No guardar rencor.
 2. Tratar a todos con bondad.
3. Ver los problemas como retos. 
4. Expresar gratitud por lo que se tiene.
5. Soñar en grande y en positivo.
 6. No preocuparse por las cosas pequeñas.
 7. Hablar bien de los demás.
 8. No buscar excusas.
9. Vivir en el presente.
10. Despertarse a la misma hora cada mañana.
11. Evitar la comparación con los demás.
12. Elegir buenos amistades.
13. No buscar la aprobación de los demás, sino la suya propia.
14. Preferir escuchar a hablar.
15. Cultivar las relaciones sociales.
16. Meditar activamente y saber estar con uno mismo.
17. Comer adecuadamente.
18. Hacer ejercicio a diario.
19. Vivir con lo mínimo necesario.
20. Decir la verdad.
21. Establecer un control y proyecto de vida personal.
22. Identificar lo que es más difícil de cambiar.”
Fuente y Texto ampliado
PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest