Google nos ha sorprendido con un nuevo trabajo que pone la más avanzada tecnología al servicio de la conservación y difusión de uno de los legados arqueológicos y religiosos más preciados: los denominados Manuscritos del Mar Muerto. El Museo de Israel ha lanzado su Proyecto digital de los Manuscritos del Mar Muerto, que permite que los usuarios consulten y exploren estos antiguos manuscritos bíblicos con un nivel de detalle que hasta el momento no había sido posible alcanzar. El sitio incluye también información histórica y breves vídeos explicativos sobre los textos y su procedencia.

Importancia y hallazgo de los Manuscritos
La importancia de estos manuscritos reside en que son los más antiguos que poseemos del texto bíblico. Antes de su hallazgo en las cuevas de Qumrán (se hace referencia a este lugar en la página 13 de la Unidad 1 del Nuevo Anawin), las copias completas más antiguas que conocíamos eran aproximadamente de los siglos IX-X d.C. Con los manuscritos del Mar Muerto, que pertenecen al siglo I e incluso II a.C.,se ha ganado más de mil años en la antigüedad de los testimonios. Y lo que es más importante, dada la similitud con los manuscritos posteriores que poseemos, muestran que la Biblia llegada hasta nosotros se ha transmitido siempre con una fidelidad extraordinaria.
En el 68 a. C., los Manuscritos fueron escondidos por la secta judía de los esenios en 11 cuevas del desierto de Judea, a orillas del Mar Muerto, para protegerlos contra la amenaza de la llegada del ejército romano. No se descubrieron hasta 1947, cuando un pastor beduino lanzó una piedra al interior de una cueva y se dio cuenta de que había algo dentro. Desde 1965, los manuscritos han estado expuestos en el Templo del Libro del Museo de Israel en Jerusalén. Entre otros temas, los manuscritos ofrecen una crítica de la vida y religión de la antigua Jerusalén, incluido el nacimiento de la cristiandad.

Y ahora, accesibles a un golpe de ratón
Como podemos leer en el blog de Google España, a raíz de este proyecto de colaboración entre el Museo de Israel y Google cualquier usuario, desde cualquier rincón del planeta puede ver, leer e interactuar con cinco Manuscritos del Mar Muerto que han sido digitalizados. Las fotografías de alta resolución son de 1.200 megapíxeles, una definición casi 200 veces superior a la de una cámara digital normal, de modo que se pueden distinguir los detalles más minúsculos del pergamino. Por ejemplo, puedes hacer la prueba acercándote al Manuscrito del Templo para apreciar la piel del animal sobre el que está escrito que tiene, tan solo, un grosor de una décima de milímetro. Además se pueden explorar los manuscritos por capítulo y por versículo, y hacer clic directamente en el texto en hebreo para leer la traducción al inglés. Se recomienda de manera especial echar un vistazo al Manuscrito del Libro de Isaías, que se conserva prácticamente íntegro.
Fuente información: Anawin
PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest