La visión fotográfica de Eduardo Momeñe es un libro que lleva por subtítulo: Curso de fotografía para jóvenes fotógrafos. Está dirigido a aficionados que desean comenzar o adentrarse en el apasionante mundo de la fotografía como medio de expresión o creación. Es un libro de fotografía sin ninguna foto porque obliga al lector a investigar en internet para descubrir autores y fotos concretas que han marcado un hito en la historia de la fotografía y que pueden ayudarnos a construirnos nuestra propia visión fotográfica. Hemos comenzado su lectura y vamos a seguir sus consejos metodológicos creando un espacio en el que recopilar a esos grandes autores y obras. Lo iremos completando poco a poco a medida que vayamos profundizando en la lectura y la investigación.

El libro consta de ocho capítulos. Comienza con una introducción en la que propone al lector la forma adecuada de leer el libro. A continuación:

  • Capítulo I. A través de algunas preguntas, Momeñe ayuda al lector a reflexionar sobre qué tipo de fotógrafo es o quiere llegar a ser.
  • Capítulo II. Es un paseo por la aparición de la perspectiva para entender la primera revolución fotográfica y cómo afectó a la fotografía tal y como la vivimos hoy. Subraya la importancia de la mirada estética y la llegada de la fotografía instantánea como otra revolución determinante.
  • Capítulo III. Habla sobre la responsabilidad que supone querer hacer de la fotografía un arte cuando el simple hecho de ver en el papel la apariencia del mundo ya debería ser fascinante y suficiente. También comenta la importancia del bagage cultural del propio fotógrafo a la hora de fotografiar, de significar el mundo a través de una cámara.
  • Capítulo IV. En este capítulo se dirige a un lector que pretenda convertirse en fotógrafo. Para ello será importante aprender a mostrar no solo el mundo, si no cómo lo ve y, además, ser conscientes de tener la necesidad de tener algo que contar para reflejarlo en la fotografía.
  • Capítulo V. Es un breve repaso por algunos de los grandes fotógrafos que supieron escribir y construir con sus cámaras.
  • Capítulo VI.  Se centra en la necesidad de ser críticos y analistas con las fotografías que el lector se proponga hacer, si desea ser un buen fotógrafo.
  • Capítulo VII. Aquí subraya gestos y actitudes que tienden a dañar las fotografías que los fotógrafos que empiezan hacen. Habla de la necesidad de nutrirse a nivel cultural en el camino a convertirse en mejores fotógrafos.
  • Capítulo VIII. Termina hablando sobre la necesidad de contención a la hora de fotografiar y pone algunos enemigos de las buenas fotografías.

No se me ocurre mejor recomendación para el Día del libro 2018. Si te interesa la fotografía, en la sección de fotografía del blog tienes más ideas.

Puedes suscribirte a Hautatzen aquí y recibirás cada mes un correo con las ultimas publicaciones. En mi cuenta de Twitter  encontrarás más noticias relacionadas con la educación lingüística y literaria, educación en valores… ¿me sigues?

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest