getxolinguae2018

Clic en imagen para ver algunas fotos de la jornada

El pasado 24 de mayo se ha celebrado Getxolinguae2018 con un programa que este año ha puesto el foco en la reflexión sobre cómo desarrollamos en los centros educativos el hábito lector: ‘PLAN LECTOR EN NUESTRO CENTRO: Desarrollando el hábito lector…¡Leyendo para disfrutar!’ Tal y como se nos dice en la presentación del programa:

El hábito lector no sólo sirve para el desarrollo personal, sino que también influye en el éxito escolar y su consolidación es una finalidad de la escuela porque se ha comprobado que el alumnado que dice leer por gusto o diversión habitualmente obtiene los resultados más altos tanto en lectura de textos impresos como digitales. 

El fomento del hábito lector ha de incorporarse a la escuela de forma sistemática mediante estrategias que acerquen la lectura a los alumnos y alumnas hasta convertirla en algo necesario y fuente de disfrute. Hay que educar también en el placer de “leer por leer” sin otro objetivo que la propia satisfacción personal.

En la primera parte de la jornada se ha presentado Irakurgunea, la web con el nuevo Plan Lector de la Comunidad Autónoma Vasca que es un recurso que el Departamento de Educación del Gobierno vasco pone a disposición de la comunidad educativa para favorecer la competencia lectora y fomentar la afición por la lectura.

El plato fuerte de la mañana ha sido la ponencia de Juan Mata Anaya, profesor titular de la Universidad de Granada. Departamento Didáctica de la lengua y la literatura  y autor de varias publicaciones. A partir de la pregunta ¿De qué sirve enseñarles a leer textos si no aprenden a leer el mundo?,  ha hecho una reflexión sobre la lectura, las aulas y la educación literaria plagada de referencias bibliográficas de las cuales me quedo con las siguientes:

  • Tzvetan Todorov, La literatura en peligro. ‘Texto en el que el autor reivindica su amor por la literatura, lejos de los derroteros que la crítica literaria ha tomado en las últimas décadas, lo cual, como él mismo señala, no tendría más trascendencia si no fuera porque de ello dependen los criterios con que la literatura se enseña y se enseñará en el futuro. En La literatura en peligro, Todorov, a la par que ofrece un recorrido por la historia de las ideas estéticas y un repaso de los motivos que lo llevaron a convertirse en nombre señero del estructuralismo, anima a disfrutar de nuevo de las obras en sí mismas, a dialogar con sus autores. Porque, como él mismo dice, es muy probable que dentro de unos años nadie se acuerde de tantos y tantos teóricos y, sin embargo, siempre habrá quien seguirá emocionándose y comprendiendo el mundo gracias a la literatura.’
  • Kelly Gallagher, Readicide: How Schools are Killing Reading and what You Can Do about it.Podemos leer en este Prezi una síntesis de los capítulos del libro
  • Jover Guadalupe, Un mundo por leer. ‘¿Cómo contribuir a la educación literaria de los adolescentes? Entre los viejos programas de historia de la literatura nacional y las aventuras individuales de animación a la lectura hay un territorio común por explorar. Este libro quisiera ofrecer herramientas para ello. Bajo un título deliberadamente ambiguo, se apuntan tres de las coordenadas que debieran enmarcar este debate. Un mundo por leer nos recuerda que hay libros más allá de los programas escolares con los que chicos y chicas podrían entablar un diálogo fecundo. Un mundo por leer nos sugiere también, en la estela de Paulo Freire, que en el ámbito educativo es imprescindible ligar la lectura de la palabra y la lectura del mundo. Y nos invita, además, a considerar el horizonte de expectativas en que se sitúan los adolescentes, pues es a sus miedos e inquietudes, anhelos y sueños a los que han de dar respuesta los libros con que pretendemos enseñarles a leer.’
  • Gustavo Bombini, Reinventar la enseñanza de la lengua y la literatura.  ‘El conocimiento escolar sobre la lengua y la literatura, determinado por las sucesivas transformaciones del sistema educativo y por los cambios en los contenidos curriculares, la práctica del aula acuciada por múltiples factores sociales, los cambios en los modos en que los adolescentes y los jóvenes se ponen en contacto con el universo de la lectura y la escritura en el contexto de veloces transformaciones culturales y tecnológicas, nuevas estéticas y nuevos modos de resignificar la propia identidad profesional de los profesores de lengua y literatura son algunas de las preguntas que se formulan en este libro y sobre las que se adelantan algunas reflexiones, algunas respuestas posibles para volver a interrogarnos sobre nuestra tarea, para reinventar nuestros modos de enseñar lengua y literatura.’

En la segunda parte de la jornada, tras el café, se han presentado dos ejemplos de buenas prácticas y el desarrollo simultáneo de seis talleres. En el site oficial de la jornada se recogen todos los materiales.

Puedes suscribirte a Hautatzen aquí y recibirás cada mes un correo con las ultimas publicaciones. En mi cuenta de Twitter  encontrarás más noticias relacionadas con fotografía, educación lingüística y literaria, educación en valores… ¿me sigues?

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest