vuelta-al-cole-feliz-y-agradecida

Un año más acaba el verano y empieza el nuevo curso. Volvemos a clase alumnado y profesorado. Las familias retoman el horario de las rutinas ordenadas y el profesorado calienta motores empezando a dar forma a una nueva situación: algunos volverán a su instituto desde la pereza del reencuentro con ‘lo de siempre’, otros estarán expectantes ante su nuevo destino definitivo o su concurso de traslados ganado, los habrá nerviosos en lo que será su año de prácticas o frustrados por no haber logrado plaza después de un inmenso esfuerzo; mientras el teléfono se convertirá en el objeto más preciado en septiembre a la espera de que suene, muchos acabarán de recibir la noticia del centro al que han sido adjudicados.

Los sustitutos un año mas han comprobado cómo hay centros que cuidan las plazas que mandan a las adjudicaciones y a centros que les da absolutamente igual. Hay plazas que están ofertadas no para profesores, sino para superhéroes capaces de dar cuatro niveles distintos, la tutoría del peor grupo y el típico proyecto que nadie está dispuesto a asumir. Otras plazas son para grandes aventureros porque el centro no concreta en qué consisten, supongo que con alguna intención. Y la mayoría son para profes todoterreno que viven cada curso recogiendo los niveles que nadie quiere dar. La jerarquía manda, pero en la vida solo somos personas.

Con estas variadas circunstancias comienza ‘la vuelta al cole’ con la esperanza de que sepamos asumir nuestro trabajo desde la responsabilidad y el respeto a nuestra profesión, al alumnado y a nuestros compañeros. Suerte a todos y feliz comienzo de curso 2018-2019.

Puedes suscribirte a Hautatzen aquí y recibirás cada mes un correo con las últimas publicaciones. En mi cuenta de Twitter encontrarás más noticias relacionadas con Educación. ¿Me sigues?

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest