Más vídeos en Antena3
Mario Alonso Puig, médico experto en motivación, creatividad y comunicación, ha dedicado su ponencia a la motivación del profesor, su impacto y gestión. “Hay que celebrar que los grandes profes están despertando inquietudes en los alumnos”, ha comenzado su intervención.
“Es muy importante entender nuestro estado de ánimo y el de nuestros alumnos. Los profesores estais despertando talentos y almas dormidas”. El estado de ánimo afecta a la inteligencia, al desarrollo, a todo. “La diferencia entre estado de ánimo y emociones es que TENEMOS emociones y VIVIMOS estados de ánimo”.
El sistema reticular es automático, por lo que si te levantas buscando nuevas oportunidades, encontrarás. Pero si te depiertas buscando de dónde te vendrá la bronca hoy, seguro que alguna bronca tendrás. Los estados de desesperanza o impotencia bloquean los glóbulos que nos defienden de enfermedades.
¿Cómo se gestiona el estado de ánimo? Afecta a cómo ves las cosas: depende de cómo mires, así veras. También a las acciones: si crees que puedes, tendrás más opciones de conseguirlo. Tener el control de tus objetivos, hacia dónde llevas tu atencion; y el uso del lenguaje de una forma positiva, cambia la manera de expresarte: “¿Cómo puedo con esto?” en lugar de “¿Puedo con esto?”.

Más vídeos en Antena3

 

 

 

 

“Si un maestro despertase en 2015 después de un sueño de 100 años, se sentiría como en casa. Sin embargo, un médico no sabría dónde se encuentra al despertarse en un quirófano de hoy en día”, ha comenzado su ponencia.

Elsa Punset ha dado tres grandes pistas acerca de cómo son nuestros niños en las aulas de 2015:
1. Niños digitales:
tienen acceso como nunca antes a la información, pueden aprender cosas desde cualquier medio. Para los nativos digitales, aprender ya no es un problema. Pero ¿qué haces con esa información? Ahí está el gran reto. Tienen que desarrollar pensamiento crítico, tienen que aprender a utilizar esa información y aplicarla a tener creatividad. Y a su vez, tienen un mayor impacto sus acciones, por lo que hay que enseñarles a utilizar esa información y conocimiento.
2. Niños emocionales:
ahora sabemos que tenemos un cerebro emocional, las emociones son fundamentales, no podemos educar sin emociones. ¿Cómo entrenar a los niños emocionales? Tienen que aprender a poner nombres a las emociones que sienten, ayudar a los niños a desarrollar vocabulario emocional. Y el siguiente paso es ayudarles a gestionar estas emociones. No hay emociones buenas y malas, sino útiles o inútiles. Hay que aprender a vivir con emociones encontradas, diferentes y mezcladas. Aprender a crear climas positivos y seguros, a través de palabras y gestos.
3. Niños entrenables:
si quieren conseguir sus metas, van a tener que salir de su zona de confort.

Información tomada de:
Página web

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest