balance_blancos

Explicación de cómo trabajar el balance de blancos | Texto e imagen de XatakaFoto

Cualquier cámara digital, aunque a veces no seamos conscientes de ello, hace automáticamente balance de blancos. Pero ¿qué es exactamente el balance de blancos? Simple y llanamente que en cada situación la cámara sepa cuál es el blanco para la temperatura de color que hay, de forma que ella, automáticamente, recalcula el resto de los colores en base a ese dato.

La temperatura de color es el método usado para cuantificar el color de la luz. Se expresa en Kelvins (K), que no en “grados Kelvin”. Por ejemplo, la luz del día tiene alrededor de 6.500 Kelvins (6.500K).
La luz cálida tiene una temperatura de color baja, este es el caso del atardecer, que tiene alrededor de unos 4.000K. La luz fría tiene una temperatura de color más alta. Las noches con luz azulada tienen alrededor de 7.500K.
Por tanto, cuanto más cálida sea la luz (amarillo-rojo) más baja será la temperatura de color y cuanto más fría (azul), más alta la temperatura de color.

EJERCICIO: Haz un disparo con cada temperatura de color predeterminada en tu cámara. Auto, sol, sombra, tungsteno, etc… Compara los resultados y elige. Por cierto, ¿qué tal funcionó el modo automático?

PRACTICA_BALANCE-BLANCOS

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest