La gestión de las emociones en el aula es quizás  la tarea más difícil para un profesor.  Las emociones son una piedra angular del proceso de enseñanza y aprendizaje. Sería importante que supiesemos gestionarlas  como profesores y como personas que nos relacionamos con adolescentes, así como estar pendientes y conocer las de nuestros alumnos.
Traigo al blog esta presentación de @Isabel_ruiz que nos afrece en su blog Educadores hoy en la que se expresa magistralmente la relación que debiera haber entre profesor/a-alumno/a. Para saber comunicarnos y tener un conocimiento emocional sobre nuestros alumnos, para saber qué hacer para aumentar su autoestima y motivación y así consiguir un aula más manejable y abierta, Isabel nos da algunas píldoras de sabiduría.
Sería fantástico aprender a gestionar nuestras emociones en clase y fuera de ella, porque cada vez es más frecuente escuchar demasiados argumentos negativos sobre el alumnado o sesiones de evaluación que van más allá de lo que debieran ser. Bastante tenemos con la situación laboral y económica que estamos viviendo como para usar más argumentos negativos en otros ámbitos.
Gracias Isabel por tu trabajo y por estas ‘pequeñas recetas’. Sigo tu trabajo en Aulablog y en Twitter…

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest