Página web Carolina Rueda, narradora de cuentos

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Es una fecha importante para todos, hombres y mujeres. Somos diferentes pero esto no quiere decir que no debamos tener los mismos derechos. De la igualdad ante la ley entre ambos sexos salimos beneficiados todos.

Este año se cumplen los 100 años de la primera celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Esta conmemoración, aunque establecida en 1910, para rendir tributo y homenaje a todas aquellas mujeres que tuvieron que luchar por sus derechos sociales y laborales, llegando incluso a pagar con su vida las imposiciones de la desigualdad frente a los hombres, fue celebrada por primera vez en el año 1911.

Antecedentes al Día de la Mujer Trabajadora

El 28 de febrero de 1909, se celebra por vez primera en Estados Unidos el Día Nacional de la Mujer.
El 8 de marzo de 1909, en una multitudinaria manifestación se exigen mejoras en las condiciones laborales de las mujeres.
El día 27 de Septiembre de 1909, más de 20.000 obreros del sector textil, en su mayoría mujeres inmigrantes, iniciaron en el East Side de la ciudad de Nueva York una huelga de 13 semanas para reivindicar mejoras en su situación laboral. Durante dicha huelga hubo detenciones, ataques violentos y despidos.
En 1910, se convoca la primera huelga de la historia protagonizada exclusivamente por mujeres, obreras de la fábrica Triangle Shirtwaist Company, para reivindicar sus derechos laborales.
Estos hechos sirvieron de punto de partida para que la dirigente alemana Clara Zetkin, propusiera en 1910, en la conferencia internacional de mujeres socialistas, desarrollada en Copenhague, institucionalizar el 8 de Marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, como reivindicación de su lucha por lo derechos de las mujeres, propuesta que fue aprobada por unanimidad.
Entre estos derechos se encontraban la igualdad con los hombres en cuanto a ocupación de cargos públicos, salario, formación, derecho al voto y la no discriminación laboral.
El 19 de marzo de 1911, en Austria, Alemania, Suecia y Dinamarca, se celebra por primera vez el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, con mítines y manifestaciones a las que acudieron más de un millón de personas.

La jornada trágica en la calle 14 de Manhattan

El 25 de marzo de 1911, 146 mujeres trabajadoras de la Triangle Shirtwaist Company, en la calle 14 de Manhattan, Nueva York, se encierran en la fábrica y se niegan a abandonar el edificio como protesta por las condiciones de trabajo y los salarios que percibían. Tras insistir en su negativa, fueron arrojadas a la fábrica bombas incendiarias, según parece por el propio empresario, para obligarlas a salir, pero el trágico resultado fue la muerte de las 146 mujeres calcinadas en el incendio.

Este hecho tuvo gran trascendencia en la sociedad estadounidense, pues se produjo después de la proclamación en 1910 del 8 de marzo como el día internacional de la mujer trabajadora. Los sucesos ocasionaron cambios en la legislación laboral, y fue un punto de partida a las reivindicaciones dentro del movimiento obrero y feminista para impulsar las demandas de mejoras laborales para la mujer. Las muertes fueron rememoradas en las posteriores celebraciones que se hicieron del 8 de marzo.

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora en la actualidad

Más y más cada año, y tras el apoyo conseguido por la ONU en sus conferencias mundiales sobre la mujer, la celebración del 8 de marzo como el día internacional de la mujer trabajadora, representa el esfuerzo y el sacrificio que las mujeres han ido realizando para conseguir la igualdad en el ámbito laboral, político y social, aunque todavía son muchos los lugares donde la mujer es discriminada e infravalorada frente al hombre, por lo que aún queda un largo camino que recorrer en este aspecto.

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest