De izquierda a derecha: Esti, Marcos, Ibai, Itziar, Marimar, Garbiñe, Esther y yo que hago la foto y no salgo, además de otros que este día no pudieron asistir. Somos profesores de Enseñanza pública y concertada, de Primaria y Secundaria, de diversas materias, de Berritzegunes y de Enseñanza no formal.

El pasado 21 de octubre en AuzoFactory nos hemos reunido un grupo de profesores para hablar sobre educación. No es la primera vez que lo hacemos. El curso pasado varios de los que asistimos realizamos en el INTEF el Mooc sobre Aprendizaje Basado en Proyectos. (#ABPmooc_intef) Uno de los ejercicios que nos tocaba hacer era organizar un MOOCafé y así lo hicimos en lo que llamamos #MOOCaféBilbao para valorar el trabajo realizado durante el curso. Al final de aquel encuentro nos pareció buena idea juntarnos de vez en cuando para seguir dialogando en torno al tema de Educación y abrimos la convocatoria.
Se han sucedido varios encuentros ya desde mayo de 2014. Llevamos un diario de Actas compartido en Google Drive. Todas estas reuniones han tenido en común compartir palabra y café. ¿Objetivo? Ser un grupo estable de debate y análisis. Queremos analizar y debatir temas relacionados con la Educación: metodologías, herramientas, Buenas Prácticas…
Nos hemos reunido en varios lugares  y después de probar distintos escenarios nos quedamos en AuzoFactory porque disponemos de una perfecta conectividad (wifi y entradas para ordenadores), pantalla y diversos espacios de reunión.
Poco a poco le vamos dando forma a las reuniones. Una parte de café y tertulia sobre un tema elegido en la reunión anterior y otra parte de una exposición (15 min). En octubre me ha tocado a mí y he explicado cómo configuro y utilizo iDoceo, cuaderno de profesor.
En noviembre nos volveremos a juntar para analizar y debatir el documento que Fernando Trujillo presento en SIMO Educación 2014 ‘Del ciberutopismo de la Escuela 2.0 al ciberrealismo de la Gran Depresión: lecciones para un futuro educativo incierto‘.

Mi impresión personal de momento y no sé si mis compañeros opinarán lo mismo, es que tenemos muchas ganas de compartir ideas, ganas de debatir, ganas de aprender unos de otros, ganas de salir un rato de nuestros claustros para volver ‘refrescados’, ganas de salir de los grandes eventos educativos puntuales llenos de grandes momentos  para vivir en formato más personalizado,  pequeños encuentros de ideas, proyectos, experiencias … que nos ayuden a reflexionar y a crecer en nuestra labor como docentes. Solo por esto ya me gusta. El tiempo irá escribiendo más.

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest