Sir Ken Robinson resalta 3 principios fundamentales para que la mente humana prospere y cómo la cultura educativa actual trabaja en contra de ellos. Nos cuenta cómo escapar del «valle de la muerte» educativo que ahora enfrentamos y cómo educar a nuestras generaciones más jóvenes en un clima de posibilidades.
Algunas de sus ideas:

 Hay tres principios sobre los que la vida humana prospera y que se contradicen con lo que deben de trabajar la mayoría de los docentes y soportar la mayoría de los alumnos:

  • Los seres humanos son naturalmente diferentes y diversos. La educación no está basada en la diversidad sino en la conformidad. Se exhorta a las escuelas a saber que son capaces de hacer con los niños en un espectro muy limitado de logros, reduciendolo hacia las llamadas disciplinas STEM (ciencias …), son necesarias pero no suficientes. Una verdadera educación debe dar importancia por igual a las artes, las humanidades, la educación física… 
  • El segundo principio que determina la prosperidad de la humanidad es la curiosidad. Si se enciende la chispa de la curiosidad en un niño con frecuencia aprenderá más sin mucha ayuda; los niños son aprendices naturales. Es un gran logro apagar esta habilidad o reprimirla. La curiosidad es el motor del éxito. Uno de los efectos de la cultura actual ha sido desprofesionalizar a los docentes. No hay sistema en el mundo, en ninguna escuela de ningún país que sea mejor que sus maestros. Ellos son el alma del éxito en las escuelas. Enseñar es una profesión creativa, el maestro no solo está para transmitir información recibida, un buen maestro además debe guiar, estimular, provocar, involucrar. Si no hay aprendizaje no hay educación. El papel de un docente es facilitar el aprendizaje. El problema de la educación es que no se ha enfocado ni en enseñar ni en aprender, sólo en evaluar. Así en lugar de una cultura de la creatividad tenemos una cultura del cumplimiento. 
  • El tercer principio es que la vida humana es inherentemente creativa, es la razón por la cual tenemos distintos currículum a vitae. Creamos y recreamos nuestras vidas a medida que vivimos, por eso la cultura humana es diversa y dinámica. Uno de los papeles de la educación es despertar y desarrollar estos poderes de creatividad. En cambio tenemos una cultura de estandarización y no tiene por que ser así. Una clave para evitar el fracaso o el abandono de estudiantes es individualizar la enseñanza y el,aprendizaje. El sistema debe involucrar a los alumnos, a su curiosidad, su individualidad y su creatividad. El sistema educativo es un sistema humano y que hay condiciones bajo las cuales las personas prosperan y otras bajó las que no, somos criaturas orgánicas y la cultura educativa es esencial. Si se toma un área y se cambian las condiciones, dándole a las personas un sentido diferente de posibilidades, un conjunto diferente de expectativas , un repertorio más amplio de oportunidades, si se abrigan y valoran más las relaciones entre docentes y alumnos, si se ofrece a las personas el criterio para ser creativos y para innovar en lo que hacen, las escuelas revivirán .

El verdadero papel del liderazgo en educación no debería ser orden y control , sino el control del clima, crear un clima de posibilidad y si se hace, las personas se mostrarán a la altura de la situación y lograrán cosas que no pudieron anticipar para nada y no podrían haber esperado. 

Si alentamos a las personas a ello, ésto será un movimiento y si el movimiento es lo suficientemente fuerte será una revolución.

PrintEmailTwitterFacebookLinkedInGoogle+Pinterest